La lactancia materna no duele

La lactancia materna no duele

¿Sientes dolor al dar el pecho a tu bebé?

La lactancia materna, bien realizada, no debería ser un proceso que conllevara dolor. ¿Quieres
saber 5 pasos para evitar el dolor en las tomas? ¡Sigue leyendo!

1. El agarre.

El agarre es el principal problema en la lactancia, siendo así que el 85% de los problemas se
derivan de un mal agarre. Este agarre debe realizarse sin dolor, evitando que el bebé coja solo
el pezón, sino que debe agarrar areola, ya que de lo contrario se empezarán a formar heridas y
grietas.

¿Cómo saber si el agarre de la areola está bien realizado? Basta con fijarte en que se ve
más areola por la parte superior de la boca del bebé que por debajo.


¿Cómo puedo saber que el bebé realiza un buen agarre? Cuando el bebé está enganchado al
pecho y mueve la mandíbula, pero no realiza chasquidos, y sus carrillos se ven hinchados
debido a que está ingiriendo leche, está realizando el agarre correcto. Además, otro indicativo
sería ver que la succión y deglución es rítmica.

2. El posicionamiento.

Antes de comenzar a dar el pecho, es muy importante que la madre esté bien posicionada y se
encuentre cómoda, de modo que se mantenga la higiene postural.
En cuanto al bebé, debemos tener en cuenta varios aspectos: su cabeza debe estar perfectamente alineado con el resto del cuerpo, para evitar que él también sufra de dolor de espalda. Por su parte, en caso de utilizar el acunado o acunado inverso, debemos realizarlo de modo que la tripita del bebé esté en dirección a la tripa de mamá. Además, la nariz del bebé debe estar alineada con el pezón, de modo que se facilite el agarre.

Estos dos primeros pasos hay que repetirlos, ya que la práctica hace al maestro. Aun así, si a la hora de amamantar a vuestro bebé seguís notando dolor, debemos tener en cuenta los siguientes puntos:

3. Lactancia Materna a Demanda.

En la lactancia a Materna a demanda es muy importante tener en cuenta que dependiendo de
la localización en la que estemos, el bebé podrá demandar mayor o menor cantidad de leche,
ya que esta no es solo alimento, sino que es también confort, apego, calor…


4. Evitar el uso de interferencias.

Cuando hablamos de interferencias en la lactancia nos referimos a aquellos dispositivos que
perjudican el natural desarrollo de la lactancia materna, tales como las tetinas, pezoneras,
biberones… Lo que repercutirá en el rechazo del pezón, prefiriendo dichos accesorios.

5. Pedir ayuda, acudir a un especialista y hacer tribu con otras madres.

Si a pesar de realizar los pasos previos seguís notando dolor en las tomas, puede ser que se deba a alguna complicación añadida que deberá ser valorada por un especialista. Si podemos ayudarte con tu lactancia ¡No dudes en consultarnos!

¿Te interesaría conocer más sobre la lactancia? En Baby Suite disponemos de un curso de lactancia super completo que puede resolver todas vuestras dudas. ¿Quieres más información? ¡Contáctanos!

¡Esperamos que estas 5 pautas os ayuden en esta única y maravillosa etapa que en algunas ocasiones se ve marcada por dolor, pero como te hemos explicado, tiene solución y se puede corregir!


Para cualquier cosa que necesites, nos vemos en Baby Suite

Paula Camarós

Matrona de Baby Suite

Paula

Hola a todos y todas. Soy Paula Camarós, matrona, mami de dos peques y fundadora de Baby Suite. Me formé en Reino Unido, donde ejercí para el sistema público de sanidad 6 años. Estos años en un país pionero en parto respetado me ayudaron a conocer “otra maternidad”. Acompañar a cientos de familias y poder ser parte de su historia ayudándoles a traer al mundo a su bebé, en un entorno respetado y humanizado fue mi motivación para abrir en Febrero del 2017 mi centro para la maternidad. Creo firmemente en el trabajo de un equipo multidisciplinar, y defiendo y promuevo la práctica basada en evidencia.

Esta entrada tiene un comentario

  1. Avatar
    Olga

    Buenos días, cuento me experiencia en los dos niños. El primero con mucho dolor conseguí darle mixta (2 meses) porque no me generaba suficiente leche y se quedaba con hambre en todas las tomas, hasta que le di suplemento y con pezoneras porque eran heridas y grietas continuas, dolor, sin parar de llorar yo por el dolor y el por el hambre. En la segunda lo volví a intentar y una mastitis de caballo, ni con saca leches salía una gota, ni masajes… Y después de pasarlo horrible con fiebre, dolores, impotencia de que no conseguía mamarme, pedí ayuda en el médico, pero me dieron la pastilla al cuarto día. Y ahora estoy esperando al tercero con mucho miedo, por qué volveré a intentarlo pero tuve meses después malísimos, mucho complejo, y no pude disfrutar de su primer mes de vida por culpa de todo esto. Algún consejo??? He leido de todo pero tengo pánico a volver a pasar lo mismo.Estoy de 39
    Muchísimas gracias Paula, eres increíble!!!!

Deja una respuesta