¿Tus hijos tienen dificultades para compartir?

¿Tus hijos tienen dificultades para compartir?

No puedo más, mis hijos no comparten.


Se pelean todo el rato por el mismo juguete.

Mi hijo dice “mío” a todos los objetos que tiene en sus manos.

Lo paso mal cuando vamos al parque y no quiere prestar el cubo y la pala.

En el cole pega cuando le piden que le preste al compañero su coche.


Cuando quedamos con sus primitos, lo paso fatal ya que nunca quiere dejar sus cosas.

¿Te has sentido identificada con alguna de estas frases?

Si la respuesta es sí, este post te interesa.

 

Hace unos años, yo no sabía nada sobre esto, y al ser madre por primera vez, empezar a
frecuentar parques, escuela infantil y reuniones con otros padres con hijos, empecé a leer e
investigar sobre neuroeducación y el desarrollo de los niños y niñas.

Propiedad compartida, le llaman. Y esto los niños y niñas menores de 6 años no lo
comprenden.
Para ellos, ese coche, el cubo y la pala, su bebé… es un bien muy preciado, y claro dárselo a
otra persona no les hace ninguna gracia.


¿Te has parado a pensar que dirías si te pidiesen que compartieses a tu pareja? ¿Tu coche?
¿Tu móvil? Seguramente no te haría ninguna gracia.
Investigando sobre este tema, llegué a un texto de Álvaro Bilbao en el que hablaba sobre la
“propiedad alternante”, y por qué en los casos en los que le decimos a nuestro hijo “tienes
que compartir” es como si cortocircuitasen. Hasta esta edad viven en un mundo egocéntrico,
en el que no se paran a pensar en por que deberían compartir aquello que tanto desean con
otros de su edad. Sin embargo, esto no quiere decir que no pueda llevarse a cabo, de hecho,
algo que yo hago con mis hijos y funciona es explicarle que son los turnos, y ofrecerle ponerlo
en marcha.

1. Trucos:

-Intercambiar los objetos.
-Jugar a hacer turnos.
-No forzar a tu hijo a compartir.
-Desvía su atención, muéstrale otra actividad u otro juguete.

2. ¿Qué podemos hacer nosotros como padres?

Antes de los 6 años, acompañar, tener paciencia y poner en práctica los 4 trucos que te he
mencionado arriba.
Por otro lado, es recomendable construir espacios desde casa donde los peques puedan
sentirse seguros en un entorno dinámico y que les invite a jugar y comenzar a desarrollar
habilidades de cooperación. Se iniciaran así de manera voluntaria a compartir los juguetes o
sus pinturas.
Por cierto, como seguro me preguntáis por la alfombra de juegos de mis hijos os cuento que es
la LÜ Babymats, la tenemos desde hace poquito en su habitación y es una gozada. Tiene un
grosor fantástico (15mm) por lo que además de cómoda es aislante. Para bebés mas pequeños, les protege de golpes y caídas y es ideal desde el nacimiento para iniciar el tummy time; para niños más mayores como mis hijos, les permite jugar mucho rato en el suelo, tumbarse a ver un ratito de dibujos… La nuestra es de color menta, pero la tenéis en muchos más colores. Se adapta súper bien en forma y podéis añadir o quitar piezas. Son impermeables, súper fáciles de limpiar y hechas en España.
Os dejo un código descuento de 10€ para que os hagáis con la vuestra: MADRESFERA2021 en
el Link (https://bit.ly/3nKK4UO)

Es a partir de esta edad, cuando los niños y niñas comienzan a entender el concepto compartir,
fruto de sus nuevas habilidades que desarrollan gracias al juego cooperativo. Entienden reglas,
respetan turnos, hacen equipos, se ayudan unos a otros…
Debes saber que los peques son esponjas y todo lo captan, por ello es importante que seamos
ejemplo. Imagínate que tu hijo oye: “el coche
de papa no se toca”, el zumo de piña de la nevera es de mamá, este sitio de la mesa es de tu
hermano mayor… ¿Crees que entonces tu hija será capaz de prestar su muñeca a una amiga
en el parque? Deben entender que dar y compartir, es bonito y deben hacerlo porque les nace
de dentro, no por miedo al reproche o al castigo.


Dicho esto, y viendo las fotos que os dejo de mis hijos, quizás llegues a pensar que todo es de
color de rosa. Ya te adelanto que no. Que mis hijos se pelean, aunque ponga todos estos
trucos en marcha. Tienen rabietas en las que tengo que mediar, acompañar, contener y
abrazar…

 

3. ¿Qué podemos hacer entonces cuando nuestros hijos ya no son bebés?

Dejarles que resuelvan el conflicto ellos por si mismos hablando y llegan a acuerdos. Si desde
fuera, observamos que puedan hacerse daño, es importante que les ayudemos a gestionar el
problema ayudándoles a buscar una solución basada en el respeto y la escucha activa.

Espero que estos trucos te sirvan de ayuda.

Para cualquier cosa que necesites, nos vemos en Baby Suite


#Contigodesdeelprimerdia #lubabymats #movimientolibre #desarrollodelbebe #EtapaSuelo#SeguridadInfantil #publi

Paula Camarós

Matrona de Baby Suite

Paula

Hola a todos y todas. Soy Paula Camarós, matrona, mami de dos peques y fundadora de Baby Suite. Me formé en Reino Unido, donde ejercí para el sistema público de sanidad 6 años. Estos años en un país pionero en parto respetado me ayudaron a conocer “otra maternidad”. Acompañar a cientos de familias y poder ser parte de su historia ayudándoles a traer al mundo a su bebé, en un entorno respetado y humanizado fue mi motivación para abrir en Febrero del 2017 mi centro para la maternidad. Creo firmemente en el trabajo de un equipo multidisciplinar, y defiendo y promuevo la práctica basada en evidencia.

Deja una respuesta