¿Debo valorar mi suelo pélvico?

¿Debo valorar mi suelo pélvico?

Cada vez se habla más acerca del suelo pélvico y su tratamiento con fisioterapia especializada. Esto es porque es muy común que ocurran disfunciones en esta zona y la fisioterapia uroginecológica es muy efectiva para tratarla

¿Sabes en qué momento sería recomendable valorar tu suelo pélvico? Sigue leyendo, que te lo contamos.

1- ¿Qué es el suelo pélvico? :

El suelo pélvico son todas las estructuras (músculos y ligamentos) que se encargan de cerrar la parte inferior de la pelvis.

Tiene la función de sostener vísceras, la continencia urinaria y anal, la transmisión de presiones dentro del abdominales, función sexual, función postural y respiratoria.


2- ¿Cuándo debería hacerme una valoración de suelo pélvico con un fisioterapeuta?:

Hay etapas muy claras en las que el suelo pélvico es más vulnerable y va a necesitar una valoración:

  • Embarazo. Los cambios que se producen en el cuerpo, las hormonas y el peso del útero hacen que el suelo pélvico sea más frágil. Se puede empezar a trabajar en este momento para tener mejor parto y postparto. También demos valorar si el masaje perineal puede ser una buena herramienta para usar en tu caso.
  • Postparto. Después del parto se pueden producir daños en el suelo pélvico y es muy común encontrar dolor. Aunque sea cesárea es recomendable valorarlo también, porque si no se trata la zona abdominal a la larga va a generar disfunciones de suelo pélvico.
  • Después de cirugías abdominales o ginecológicas. Abdominoplastias, histerectomías, etc. Se puede ver afectada la funcionalidad del suelo pélvico y el abdomen. Podemos tratar también las cicatrices y evitar que generen adherencias.

 

También hay signos de alarma o motivos que nos pueden avisar de que también la necesitamos como:

  • Incontinencia urinaria. Cualquier tipo de incontinencia, aunque sean unas gotitas, no es normal y hay que valorar la causa. No se arregla solo, necesita tratamiento.
  • Urgencias miccionales. ¿Tienes sensaciones repentinas de orinar que no puedes aguantar? ¿Además eres consciente de que habías ido al baño hace poco y no hay suficiente orina? Tampoco es normal y lo que suele ocurrir es que esas sensaciones van a peor si no se tratan.
  • Dolor en las relaciones sexuales (dispareunia). No es normal cualquier tipo de dolor. Habría que valorar la causa y ver si es por un exceso de tensión en el suelo pélvico, hay una cicatriz problemática, etc.
  • Estreñimiento. Está normalizado, pero se puede aliviar mucho con fisioterapia. Si no se trata nos puede predisponer a tener prolapsos.
  • Prolapsos. ¿Tienes sensación de peso en la vagina? Los prolapsos leves pueden disminuir mucho con el tratamiento de la postura, abdomen y suelo pélvico. En caso de prolapsos más graves puede ayudar el tratamiento antes de la cirugía.
  • Haces deporte de impacto. Es un factor que nos predispone a tener disfunciones de suelo pélvico y desde la prevención funciona muy bien la fisioterapia de suelo pélvico. Con más motivo deberías de hacerte una valoración si has dado a luz y quieres recuperar el deporte de impacto.
  • Atrofia vaginal. La menopausia puede afectar a la calidad del tejido y la lubricación. La radiofrecuencia puede ayudar mucho.
  • Dolor de espalda. La musculatura del suelo pélvico es postural y puede repercutir en el dolor lumbar o el mismo dolor lumbar puede provocar que el suelo pélvico no trabaje bien.
  • Dolor de regla. ¿Sabías que el dolor de regla puede ser provocado por contracturas en el abdomen y suelo pélvico? Se pueden tratar desde la fisioterapia.
  • Quieres quedarte embarazada. Es buen momento para preparar la zona abdominal y de suelo pélvico. Si está la zona preparada llevaremos mejor el embarazo y el postparto. La fisioterapia uroginecológica funciona muy bien desde la prevención.

3- ¿En qué consiste una valoración de suelo pélvico?:

Como el tratamiento de suelo pélvico es muy complejo e influyen muchas estructuras, hay que hacer una valoración exhaustiva para escoger el tratamiento más adecuado.

Primero se hace una entrevista, en la cual se harán diversas preguntas para ver a qué le tenemos que prestar atención e identificar gestos cotidianos que pueden estar agravando la patología o puedan provocarla en un futuro.


Después se valorará la postura, ya que influye mucho en el estado de nuestro suelo pélvico y en cómo se dirigen las presiones hacia él.

A continuación, se valorará el abdomen, porque si no gestiona bien las presiones a la larga van a ir dirigidas hacia nuestro suelo pélvico. Valoraremos la calidad de la contracción, la tensión de la musculatura, que responda ante la tos y la diástasis abdominal

Y por último se valora el suelo pélvico, haciendo una exploración externa e intravaginal. Valoraremos la funcionalidad de la zona: la calidad de la contracción, la tensión de la musculatura, la existencia de prolapsos, la estabilidad de la uretra y reflejos. En caso de que veamos indicios de que se ha visto afectada la zona anorectal, se realizará una exploración vía rectal.

 

¿Crees que puedes tener alguna disfunción de suelo pélvico? ¿Quieres recuperar esta zona?

 No estás sola, podemos ayudarte. Pide tu valoración de suelo pélvico con nuestras profesionales.


Bárbara Albarracín Cuesta

Fisioterapeuta de Baby Suite


PODEMOS AYUDARTE

Paula

Hola a todos y todas. Soy Paula Camarós, matrona, mami de dos peques y fundadora de Baby Suite. Me formé en Reino Unido, donde ejercí para el sistema público de sanidad 6 años. Estos años en un país pionero en parto respetado me ayudaron a conocer “otra maternidad”. Acompañar a cientos de familias y poder ser parte de su historia ayudándoles a traer al mundo a su bebé, en un entorno respetado y humanizado fue mi motivación para abrir en Febrero del 2017 mi centro para la maternidad. Creo firmemente en el trabajo de un equipo multidisciplinar, y defiendo y promuevo la práctica basada en evidencia.

Deja una respuesta