TIPOS DE ATRAGANTAMIENTOS EN NIÑOS Y COMO ACTUAR

TIPOS DE ATRAGANTAMIENTOS EN NIÑOS Y COMO ACTUAR

Los atragantamientos suponen una de las urgencias infantiles que más angustia pueden provocar a padres, madres y demás cuidadores.
Para poder resolver un atragantamiento de forma efectiva es muy importante reconocerlo a tiempo para evitar la obstrucción de la vía respiratoria del niño o su posible asfixia.

Para reconocerlo, quizás lo primero es entender que es lo que se produce durante un atragantamiento. En ocasiones, los niños pueden llegar a tragar algún objeto, como algún juguete, o algún alimento, y que éste se vaya hacia la vía respiratoria en vez de a la vía digestiva. A estos objetos o alimentos los llamaremos cuerpos extraños.

Esta situación puede producir en la gran mayoría de los casos tos brusca a través de las cuáles el niño intentará extraer por el mismo dicho cuerpo extraño de sus vías respiratorias. En ocasiones, esta tos puede acompañarse también de dificultad para hablar, para respirar, cambios en el color de la piel del niño como palidez o color morado (este último sobre todo alrededor de los labios), o incluso el niño puede dejar
de respirar y perder el conocimiento.


LOS PRIMEROS MINUTOS SON VITALES. Y TU… ¿SABRÍAS COMO REACCIONAR?


 

Tras identificar que nos encontramos ante un atragantamiento debemos proceder a la desobstrucción de la vía respiratoria del niño. Para ello lo primero que debemos identificar es si nos encontramos ante una obstrucción leve o grave, ya que la forma de actuación será diferente en cada caso.

  • OBSTRUCCIONES LEVES: Se presentan cuando los niños conservan el estado consciente y además tienen una tos efectiva o fuerte. Normalmente, en esta situación el niño puede respirar, llorar, hablar y el color de su piel es su color habitual. Si nos encontramos en esta situación, se debe incorporar al niño todo lo posible y únicamente se debe estimular al niño para que continúe tosiendo. Esta será la manera más efectiva de que se expulse el cuerpo extraño. Durante esta situación, es conveniente vigilar en el niño signos de dificultad para respirar, tragar, arcadas continuas, afonía o babeo ya que en dichos casos podemos encontrarnos que la situación presente está evolucionando a una obstrucción grave.
  • OBSTRUCCIONES GRAVES: Los niños suelen estar conscientes, pero ya tienen una tos muy débil o inefectiva por ello su capacidad para extraer el cuerpo extraño por ellos mismos puede estar reducida. Además, suele acompañar de incapacidad para hablar, llorar o incluso respirar y el color de su piel puede cambiar a un color más azulado.
    Si se identifica esta situación, lo prioritario será pedir ayuda y observar la boca del niño, sólo si el cuerpo extraño es visible y accesible se procederá a su extracción con el dedo en posición de gancho siempre de atrás hacia adelante. Si esto no es posible, porque el objeto no se encuentre visible o esté dificultado su acceso se procederá a la realización de las maniobras para la desobstrucción de la vía aérea que serán diferentes en bebés menores de 1 año y en niños mayores de 1 año.

En el caso de bebés menores de 1 año se deberá inclinar al bebé hacia adelante boca abajo y proceder a dar 5 golpes en la zona media de la espalda con el talón de la mano.
Tras ello, se deberá girar al bebé boca arriba manteniendo la posición inclinada y dar 5 golpes en la zona media del pecho con 2 dedos. Estas maniobras se deberán continuar hasta que el bebé expulse el cuerpo extraño y pueda respirar, llorar o hablar o hasta
que el niño se quede inconsciente. En la situación de inconsciencia estas maniobras ya no son útiles y se debe iniciar reanimación cardiopulmonar.

En el caso de niños mayores de 1 año, se deberá inclinar al niño hacia adelante y dar 5 golpes en la espalda y posteriormente manteniendo la inclinación hacia adelante, dar 5 golpes en el abdomen hacia detrás y hacia arriba, la conocida como maniobra de Heimlich. Cómo en la actuación en bebés menores de 1 año, estas maniobras deben continuarse hasta que la situación mejor.

Paula

Hola a todos y todas. Soy Paula Camarós, matrona, mami de dos peques y fundadora de Baby Suite. Me formé en Reino Unido, donde ejercí para el sistema público de sanidad 6 años. Estos años en un país pionero en parto respetado me ayudaron a conocer “otra maternidad”. Acompañar a cientos de familias y poder ser parte de su historia ayudándoles a traer al mundo a su bebé, en un entorno respetado y humanizado fue mi motivación para abrir en Febrero del 2017 mi centro para la maternidad. Creo firmemente en el trabajo de un equipo multidisciplinar, y defiendo y promuevo la práctica basada en evidencia.

Deja una respuesta