7 trucos para prevenir el síndrome de la muerte súbita del lactante.

7 trucos para prevenir el síndrome de la muerte súbita del lactante.

¿Qué entendemos por Síndrome de la Muerte Súbita del Lactante (SMSL)?

La Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria define el Síndrome de la Muerte Súbita del Lactante como el fallecimiento inesperado y repentino de un niño menor de 1 año de edad, aparentemente sano, sin causa justificada tras realizar una minuciosa investigación, incluyendo autopsia, examen del lugar de fallecimiento y revisión de sus antecedentes clínicos, entre otros. La incidencia de letalidad del
Síndrome de la Muerte Súbita del Lactante es de 1 de cada 1.000 recién nacidos vivos en España.


¿Cómo podemos prevenir el Síndrome de la Muerte Súbita del Lactante?:

1- Posición del bebé mientras duerme:

A pesar de que existe controversia entre los diferentes profesionales a los que acudimos durante los primeros meses de vida de nuestro pequeño en cuanto a la posición en que debemos colocarle mientras duerme, la última evidencia científica nos indica que la mejor posición para prevenir el Síndrome de la Muerte Súbita del Lactante es en decúbito supino, es decir, boca arriba.

¿Qué beneficios contrae acostar a nuestro bebé en decúbito supino?

Acostar a nuestro bebé en decúbito supino conlleva una serie de beneficios que
debemos conocer:

  • Reduce la colonización de bacterias de las vías respiratorias en un 50%.
  • Reduce las probabilidades del Síndrome de la Muerte Súbita del Lactante en un 50%.
  • Favorece el desarrollo oculomotor del niño, pues busca y sigue objetos con la mirada, así como su musculatura.
  • Reduce el riesgo de aspiración debido a la regurgitación de la leche.

¿Cuándo no debemos acostar a nuestro bebé en decúbito supino?

En ocasiones, a algunos bebés se les contraindica que duerman en decúbito supino por causas generalmente médicas, siempre en base a una recomendación pediátrica o de algún especialista sanitario.

¿Cuáles son estas causas?

  • Bebés con malformaciones en la cabeza.
  • Patologías específicas.

muerte-subita

2-Cuna y colchón.:

El segundo consejo para prevenir el Síndrome de la Muerte Súbita del Lactante está relacionado con la elección de una buena cuna y colchón, debiendo estar ambos debidamente homologados.
Además, debemos tener en cuenta que cuando acostemos al bebé en la cuna, nos aseguraremos de que esta esté libre de objetos, así como de chichoneras con muchos lazos, u otros medios que puedan aumentar el riesgo durante las horas de sueño de nuestro pequeño.


El colchón debe tener una dureza firme y correcta. Si optamos por utilizar sábanas, es recomendable que estas sean finitas, evitando sobre abrigarle por la parte superior.
Además, está aconsejado situar al bebé a los pies de la cuna, ya que durante la noche tienden a ir descendiendo hacia la parte inferior de esta, pudiendo así colocarle en una posición que evite que pueda enredarse con las sábanas y asegurándonos de que se queda tapado durante la noche, teniendo en cuenta de que debemos dejarle siempre los brazos libres.

¿Y si opto por realizar colecho?

El colecho está aconsejado para prevenir el Síndrome de la Muerte Súbita del Lactante, siempre y cuando se realice correctamente. Para ello, debemos tener en cuenta varios aspectos:

  • En la cama solo deben dormir el bebé y los papás.
  • Los padres no deben estar bajo la influencia de drogas, alcohol, o cualquier otra sustancia tóxica.
  • El colchón debe ser firme.
  • Se deberá prescindir de sábanas, almohadas y objetos.

Por su parte, también se puede realizar colecho en sidecar, teniendo en cuenta las pautas indicadas previamente en cuanto al colchón y cuna, así como evitar la presencia de objetos, etc.
En caso de no realizarse colecho, los bebés siempre deben dormir los primeros meses en la misma habitación que los padres.

 

3- Temperaturas.

Deberemos prevenir que el bebé se vea expuesto a temperaturas extremas. Para ello deberemos tener en cuenta, por una parte, la ropa con la que vistamos al bebé, evitando sobre e infra abrigarle, así como la temperatura ambiente.


 

4- Tabaquismo:

Un factor de riesgo del Síndrome de la Muerte Súbita del Lactante son las mamás y papás que fuman, tanto durante el embarazo, como durante el posparto y la lactancia.
Esto se debe a que los bebés se convertirían en fumadores pasivos, situación que es altamente peligrosa para los recién nacidos, pudiendo producir dificultades en el desarrollo de su capacidad respiratoria..

 

5- Lactancia Materna:

La Lactancia Materna por sí sola es un factor protector del Síndrome de la Muerte Súbita del Lactante.

6- No dejar llorar al bebé solo:

Cuando un bebé llora, no debemos dejarle llorar solo, ya que es la única forma que tiene de avisarnos de que algo no va bien, por lo cual es nuestra responsabilidad acudir en su ayuda.

7- El chupete:

El uso del chupete tiene una doble perspectiva: por una parte, no es conveniente hacer uso de ellos hasta que la lactancia materna esté establecida completamente, ya que interfiere y confunde al bebé; por otro lado, el uso de chupetes es favorable porque crea una presión en la manera de succionar del bebé que reduce la probabilidad de que nuestro bebé sufra el Síndrome de la Muerte Súbita del Lactante, ya que la lengua se sitúa en una posición anterior. Además, la succión no nutritiva durante los sueños del pequeño genera micro despertares que también ayuda a prevenir este síndrome.


¡Esperamos que tengáis en cuenta estas 7 pautas y entre todos reduzcamos al mínimo posible la prevalencia del Síndrome de la Muerte Súbita del Lactante!

Paula Camarós

Matrona de Baby Suite

Paula

Hola a todos y todas. Soy Paula Camarós, matrona, mami de dos peques y fundadora de Baby Suite. Me formé en Reino Unido, donde ejercí para el sistema público de sanidad 6 años. Estos años en un país pionero en parto respetado me ayudaron a conocer “otra maternidad”. Acompañar a cientos de familias y poder ser parte de su historia ayudándoles a traer al mundo a su bebé, en un entorno respetado y humanizado fue mi motivación para abrir en Febrero del 2017 mi centro para la maternidad. Creo firmemente en el trabajo de un equipo multidisciplinar, y defiendo y promuevo la práctica basada en evidencia.

Deja una respuesta