El Hipnoparto, también es para ti.

El Hipnoparto, también es para ti.

¿Quién recurre al hipnoparto?

El hipnoparto se presenta en muchos entornos como un método de preparación emocional al parto para mujeres “alternativas”, es decir, aquellas que no se sienten cómodas con el parto hospitalario, mujeres más conectadas con la naturaleza, y que popularmente se califican como “hippies”.

Y claro, esto nos dejaría fuera de la opción de vivir el parto de forma natural, a aquellas que no encajásemos dentro de esta “descripción”.
Somos muchas las que deseamos vivir un parto en calma, tomar nuestras propias decisiones sobre los procedimientos que se nos apliquen y que somos conscientes que el parto puede “desviarse” de lo esperado, pero que, a pesar de eso, confiamos en nuestra capacidad y deseamos parir en entornos hospitalarios, sin perder el contacto con lo que somos como mujeres profesionales, modernas y que respetamos nuestros cuerpos.

¿Sabías que Kate Middleton, Jessica Alba, Megan Markle, Angelina Jolie, Giselle Bundchen, entre otras, utilizaron hipnoparto para sus partos?


Y es que el hipnoparto es para todas, también para ti:

Con esta herramienta aprenderás a entrenar tu cerebro para actuar en unión con tu cuerpo. Y esta capacidad que desarrollarás te ayudará en muchos ámbitos, de por vida.

¿Cómo funciona el hipnoparto?

El cerebro es “programado” a través de un entrenamiento basado en que podemos controlar diferentes elementos.

1- El cuerpo:

A través de la des-tensión muscular, favoreciendo que las estructuras físicas que actúan en el proceso fisiológico de parto funcionen de forma óptima. Respirar, atender a los estados internos, saber qué comportamiento caracteriza a cada fase parto y cómo se sentirá en cada momento. Junto con el aprendizaje de herramientas de gestión de la activación, atención y analgesia naturales.

2-La mente:

La madre al verse dentro de un proceso natural, fisiológico y lo que es más importante, sabiendo de forma consciente, que este proceso no va a dañarla, entiende el parto como un momento en el que debe proporcionarse bienestar y no huir del dolor porque éste no será el centro de la experiencia de parto.


 

3- Toma de decisiones:

Entendiendo que es bueno tener un “plan de parto” que se ajuste a los deseos y necesidades de la madre, la mujer asume que el parto tomará la forma que necesite su bebé para nacer, estando capacitada para la toma de decisiones sobre “circunstancias especiales” que puedan darse, teniendo la información y la última palabra sobre las intervenciones, porque cuenta con herramientas para comunicar sus deseos.

 

No solo eso, la madre no está sola. Y es que el curso de hipnoparto está destinado para la madre y su acompañante.

Su pareja de parto, que normalmente suele ser el padre del bebé, (aunque puede ser cualquier otro familiar de la madre, normalmente su propia madre, hermana…), se ve apoyada en sus decisiones.
La pareja de parto deja atrás su incertidumbre y aprende cómo será el proceso, conoce las preferencias sobre cómo generar calma, como mejorar la experiencia sensitiva y cómo actuar como “protector de la burbuja de parto de la madre”.

De esta forma, la mujer puede centrarse y vivir el parto tal y como se vayan dando las circunstancias, sabiendo que en todo momento habrá alguien que velará por sus intereses.
Y esto genera un gran beneficio para ella, permitiendola entrar en una calma real y soltar el control sobre todo lo que no sea concentrarse en ella misma y ayudar a su bebé a nacer.


 

El hipnoparto, no es un método alternativo, es un método complementario a todos los demás métodos que pueden utilizarse en el parto..

  • El hipnoparto no culpabiliza a la madre por no “cumplir” con el parto idealizado que se vende por ahí.
  • El hipnoparto hace consciente a la mujer que el poder está en ella y nadie tiene que “empoderarla” para dar a luz.
  • El hipnoparto cambia la perspectiva del parto, asume que todos los partos son naturales, porque la madre gesta naturalmente a su bebé, le llena de amor y lo hará lo mejor posible, sea como sea que se desarrolle finalmente el parto.
  • El hipnoparto es una guía para iniciarse en la maternidad calmada y escuchando tus propias necesidades.

Si la madre está bien, todo lo demás, también lo estará.

Con todo esto y si te queda alguna duda de que el hipnoparto es o no para ti, no dudes en consultarnos, estaremos encantadas de escuchar tus necesidades y adaptar nuestra formación de hipnoparto a lo que tú necesites.

Que no se te olvide, tú también puedes vivir un parto en calma.

¡Un abrazo!

Nazaret Cañete Gil


Instructora certificada de hipnoparto DipHb (KGH)

Creadora del método Nacer en calma hipnoparto.


CURSO DE HIPNOPARTO

Paula

Hola a todos y todas. Soy Paula Camarós, matrona, mami de dos peques y fundadora de Baby Suite. Me formé en Reino Unido, donde ejercí para el sistema público de sanidad 6 años. Estos años en un país pionero en parto respetado me ayudaron a conocer “otra maternidad”. Acompañar a cientos de familias y poder ser parte de su historia ayudándoles a traer al mundo a su bebé, en un entorno respetado y humanizado fue mi motivación para abrir en Febrero del 2017 mi centro para la maternidad. Creo firmemente en el trabajo de un equipo multidisciplinar, y defiendo y promuevo la práctica basada en evidencia.

Deja una respuesta