El bienestar emocional es el mejor modo que conozco de vivir. En equilibrio, en calma, que lo
que deseas hacer y lo que haces sean un mismo reflejo de ti. Que sientas que todo fluye. A
veces no vemos el modo de llevarlo a cabo, y en otras ocasiones existen barreras que nos
impiden avanzar. En psicoterapia caminamos juntos para lograrlo.


Las sesiones son un aprendizaje de pautas y técnicas para gestionar una situación emocional,
pero también se trabaja a nivel más profundo comprendiendo no solo la situación sino a ti
mismo. Veremos cómo te estás manejando y sintiendo en la situación para poder dirigir tu vida
hacia donde realmente quieres y necesitas para encontrar ese bienestar emocional.


La vida es un camino maravilloso, lleno de cosas buenas… y malas, y lo importante no es luchar
porque las malas no existan, porque eso a veces no estará en nuestras manos, sino que
debemos trabajar por manejar de la manera adecuada los malos momentos, con una fuerza,
autoestima y autoconocimiento, que nos ayude a pasar por esa situación negativa sin dejarnos
heridas emocionales que a veces se añaden a las de la propia situación por cómo se ha vivido.


Trabajar en nuestras fortalezas, mejorarlas, hacer un trabajo de desarrollo personal,
prepararnos para afrontar las dificultades de la vida, para sencillamente hacernos el camino
más cómodo sabiendo apartar lo tóxico, recolocar tus pasos, y saber pararte a respirar de vez
en cuando por el camino, disfrutando de él.

Como nos enfrentemos a la vida puede marcar la diferencia, no tanto lo que nos pase, sino cómo gestionemos la situación y las emociones que surgen.

Maternidad y Crianza

En esta etapa se abre un amplio abanico de situaciones emocionales que afrontar

Pero también nos enfrentamos a múltiples situaciones en esta etapa que requieren un
aprendizaje por nuestra parte para desempeñar el nuevo rol de papás, y para ello en consulta
te podemos ayudar con:

Podemos preparar no sólo su cuarto, su cuna, sino preparar además nuestro cuerpo y
nuestra mente, nuestra gestión emocional, dejar hueco en esa mochila para llenarla de cosas
bonitas y de poder quitarnos lo que no queremos trasladarle, lo que no queremos que le
llegue, podemos aprovechar para recolocarnos, para reorganizarnos, para conectar con la
persona que quieres ser y así cuando el bebé venga te encuentre frente a él en paz, sin
tensiones añadidas y sin sensaciones tóxicas de por medio. Que pueda aprender
emocionalmente de ti sin interferencias todo lo bueno que le quieres enseñar.

Porque somos humanas, SÍ, porque no somos superwoman ni queremos serlo, porque cometemos errores (aunque a veces nos cueste reconocerlo), porque no hemos nacido siendo madres pero queremos ser las mejores madres del mundo… por eso y muchas otras cosas, en Baby Suite podemos ayudarte.

PRECIOS